DÉJAME

Déjame contar tesoro,

que esta vida de vaivenes

decir lo que no conviene

es hablar igual a un loro.

Y si no estas muy modorro

verás que cuenta no tiene

antes de hablar te detienes

porque del que más criticas

te puede llenar de réplicas

que con el silencio obtiene.

Si las leguas viperinas

se metiran en el culo,

no te daría en el ángulo

del por qué llenos de orina.

Decis… agua cristalina

no, no os importan las honras,

creeís que todas son zorras

cuando estan enamoradas

anda y que os den bien pomada

que nacistéis de un perra.